Los Premios Manojo, destinados al vino procedentes de cooperativas, comienzan su XVI Edición

En 2016 se cumplen 20 años del concurso de vinos cooperativos, Premios Manojo.

18
La Unión de Cooperativas Agrarias de Castilla y León, URCACYL, ha convocado otra edición del concurso nacional de vinos para bodegas cooperativas. “La seriedad del concurso se mantiene y seguimos exigiendo un número mínimo de botellas para poder participar, en este caso de 2.000, número que se comprobará en la propia bodega en el caso de que el vino consiga ser finalista y cuya cata final tendrá lugar el 9 de junio en Tordesillas”, según fuentes de URCACYL.


Esta XVI edición cuenta con el patrocinio de la Unión Regional de Cajas Rurales de Castilla y León y la colaboración del Ayuntamiento de Tordesillas, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente y de Cooperativas Agro-alimentarias de España.

Los Premios, como en anteriores ediciones, se distribuyen en diferentes categorías, que son:

Blancos Jóvenes (Vinos blancos secos de las añadas 2015 y 2014),
Rosados Jóvenes (Vinos rosados secos de las añadas 2015 y 2014),
Tintos Jóvenes (Vinos tintos secos de las añadas 2015 y 2014, cuya elaboración no conlleve ningún contacto con la madera, ni en envejecimiento, ni en fermentación),
Tintos Jóvenes Roble (Vinos tintos secos de las añadas 2015 y 2014, cuyo paso por madera y botella no le dé la categoría de Crianza o Reserva),
Tintos Crianza (Vinos tintos secos con crianza de las añadas 2013, 2012 y 2011),
Tintos Reservas (Vinos tintos secos con larga crianza de la añada 2012 y anteriores),
Cavas y Vinos Espumosos de calidad
Vinos semi-secos y dulces

Tordesillas_03_CasatratadoLas bodegas cooperativas que quieran participar en estos Premios, tienen de plazo entre el 18 de abril y el 6 de mayo para enviar sus muestras a URCACYL. El acto de entrega de Premios se celebrará en Tordesillas el día 10 de junio.

El jurado de los Premios estará compuesto por 50 expertos en análisis sensorial que catarán los vinos sin conocer su procedencia, ya que todos los vinos son ensacados, precintados y numerados por la notaria de Tordesillas, única conocedora de la correspondencia del número con la marca del vino.